viernes, 4 de abril de 2014

Gema De Sangre: Cap.6.- 8 de Diciembre de 1900


8 de diciembre de 1900.-
¡Al fin en casa!¡Por fin!Bueno... esta no es mi casa. Es un motel de mi ciudad natal. Ahora ya no se llama Garnata. Ahora la ciudad se llama Granada. Mi casa ha sido convertida en algo que los humanos llaman “La Madraza” o algo así, razon por la cual estoy hospedada en un discreto motel que, afortunadamente para mí está abierto todo el día. Después de estar viajando por el mundo la friolera de 300 años, ahora lo que más necesito es descansar, pero a juzgar por el ruido de afuera, eso es de lo que menos voy a obtener.

El asunto de la inglesa, bueno...tal y como auguraron mis padres, Isabel, pues así se llamaba la señora, falleció en 1603.

Es cierto que, cuando era niña, había persecución contra brujas y vampiros,pero estos últimos 300 años, y hasta hace poco, las cosas sólo han ido de mal en peor así que, desde que me fui, he tenido que extremar al máximo la precaución que siempre tengo cuando salgo a cazar o por motivos de trabajo.

A la muerte de la “Reina Virgen” le siguieron conspiraciones y traiciones palaciegas, de las que me aburrí enseguida (no eran más que humanos intentando traicionar a otros humanos),... guerras, asesinatos por encargo, persecución contra brujas y vampiros,... más guerras, más asesinatos por encargo,... y lamentablemente... en cada paso que daba tenía a un miembro de mi familia de “Caza Vampiros” favorita, detrás de mí haciendo “su agosto”. Es decir,que ademas de preocuparme por la caza de brujas, también debía cuidarme de ese hato de borregos.

Afortunadamente todo eso de la caza de brujas (y vampiros, aunque no lo digan) terminó hace apenas 100 años. Ahora solo debo preocuparme de no cazar en según que lugares. Algo que hay que agradecer al hecho de que ciertos humanos hayan insistido en que no existimos y que, de ser reales, ya hemos sido exterminados en su momento.

Así es. Los Pelaez Y Albar. Siguen siendo los mismos, incluso en los tiempos en que intentaron lucrarse con un oficio que ni tan siquiera saben hacer bien. No han cambiado nada en estos 300 años. Bueno sólo han cambiado un elemento. Su apellido. Le han quitado la “Y” que hay entre “Pelaez” y “Albar”. Ahora su apellido, porque lo han unido convirtiéndolo en uno solo, lo escriben con una linea en medio. Así: “Pelaez-Albar”.

Bueno, miento. Han cambiado dos cosas: Su apellido y su profesión. Ya no son “Caza Vampiros”. Ahora dicen que son “Especialistas en el Mundo Paranormal” y algunos, incluso han decidido retomar la senda de su antepasado.

Para ocultar su oficio ahora se venden como “Anticuarios” pero eso si. Muy versados en ocultismo, parapsicología (ciencia que está como quien dice “en pañales” mucho más que su hermana mayor la psicología que, desde 1879, es un campo de estudio por pleno derecho y aun sigue siendo parte de la filosofía), magia(de todo tipo y condición) y todo lo que tenga que ver con la mística y el mundo paranormal.

Espero que ahora SI les vaya bien porque con su otro oficio,no sacaban nada salvo disgustos...buscados por ellos mismos puesto que nadie les creía capaces de cazar a una bruja o a un vampiro. No es que no lo hayan intentado. Desconozco a que bruja trataron de cazar, sin éxito, pero trataron de cazarme a mí(nada nuevo) y definitivamente no lo lograron. De echo ni tan siquiera estuvieron cerca de lograrlo.

Hay otra cuestión que me ha impulsado a regresar a mi ciudad natal, ademas de la ya extinta caza de brujas y el deseo de descansar. Para no levantar sospechas entre los humanos, a lo largo de estos 300 años he cambiado varias veces de nombre y de profesión.

Ahora me hago llamar Faith (leido “feiz”). Faith Lilithien(mis familiares ahora también tienen otros nombres: mis padres ahora se llaman Eva y Robert y mis hermanas - las trillizas de carácter fuerte - Toya, Karina y Samantha) y vamos a dejarlo en que ahora me dedico a un oficio menos violento. Ahora, y gracias a todos los conocimientos adquiridos a lo largo de mi existencia, me dedico a investigar. Soy lo que los humanos de ahora llaman “detective privada”.

Esa es otra de las razones que me han hecho volver. Hace apenas unos días recibí un telegrama de una de mis hermanas. Según el mensaje de mi hermana Toya alguien había robado “Gema De Sangre”, una joya muy antigua y muy valiosa que lleva en la familia varios milenios.

La joya robada es un collar, sencillo con una fina cadena de oro, que puede convertirse en gargantilla. En la parte central, el colgante tiene un rubí rojo como la sangre. La joya es, en si misma, una pieza de joyería bellísima, no hay porque negarlo pero lo más curioso de la pieza en sí es la procedencia del rubí.

Tiempo atrás, según cuenta mi padre, el rubí era parte de un cetro tribal ahora desaparecido. Un emblema del poder que ostentaba la familia de mi padre en los tiempos en los que el mundo se organizaba en tribus y estas solían llevar una vida bastante nómada. La gema es especial por varias razones. Entre ellas, está el hecho de que la joya fue un regalo de aniversario que mi padre le hizo a mi madre.

El hecho de que haya sido robada es algo que me preocupa. Y mucho. Ahora mismo no quiero hacer conjeturas. Antes debo reunirme con la familia para saber como ha pasado todo.