jueves, 12 de enero de 2012

A Roman en La Higuera

Mi estimado Urrutia:
Dejando a un lado su poco caballeroso y para nada acertado comentario inicial… ¿Realmente estuvo usted en el Café” Trntytantos” (Taytantos o Treintytantos) la noche del 7 de enero de este año(2012)?Yo creo que no. Y de ser así ¿Dónde se encontraba situado? Porque yo sí estaba en primera fila y a usted no lo ví. De haber estado presente en el Recital, que de forma tan elegante organizó la fundadora de Arte Fénix, la escritora Mara Romero Torres, se habría dado cuenta de varios detalles. A saber:

Detalle nº1: en el escenario había un atril con un cartel donde decía que Arte Fénix es una Asociación Cultural y no un grupo (la diferencia estriba en que un grupo puede ser algo pequeño y con una temática muy definida, mientras que una Asociación -cultural en este caso- puede englobar muchas actividades de muy diversas disciplinas. En este caso Arte Fénix engloba a escritores, músicos, fotógrafos,…y cualquier actividad relacionada con la cultura)

Detalle nº2: de haber estado se habría dado cuenta de que en el evento, del que usted habla tan despectivamente en su artículo,  disfrutaron todos los asistentes…salvo los tres o cuatro gatos que, según rumores, acudieron al lugar pagados por alguien más, exprofeso con el único propósito de hacer ruido y dañar el evento. La primera labor lo intentaron con un muy pingüe éxito y la segunda…ni de lejos lo lograron.

Detalle nº3: al final del evento todos los asistentes degustaron un esplendido buffet y, en su generosidad, Mara Romero Torres llevó algo de ese buffet a aquellos tres o cuatro que acudieron al Recital con la única intención de molestar y que se encontraban en la barra enzarzados en su labor.
Aunque discrepo con todo o que usted dice en su columna publicada el día 10 de enero de este año (2012) en el diario en el que usted trabaja, hay algo en lo que sí estoy muy de acuerdo con usted, mi estimado amigo Urrutia. Mara Romero Torres “ha abierto una brecha en el mundo de la poesía y la cultura(…)”.

¿Por qué estoy de acuerdo con usted? Era un secreto a voces en el mundo literario de Granada que, hasta ahora, había un pequeño grupo de escritores que escogía a sus miembros por el número de obras publicadas relegando a los demás a un oscurantismo absoluto.
La escritora Mara Romero Torres fundadora de la Asociación Cultural Arte Fénix, marca un “antes” y un “después” dándole la mano a todos los artistas noveles y promoviendo su obra, porque para Mara Romero Torres y la Asociación Cultural Arte Fénix, TODOS los artistas merecen RESPETO y una oportunidad.


lunes, 9 de enero de 2012

Un Halloween Cardiopata: El Séptimo Cielo

EL SÉPTIMO CIELO

El séptimo cielo. Un lugar creado para la felicidad y, según dicen algunos, el paraíso de los que alcanzan la gracia de ser dichosos.
Pero… ¿Y si el mismo paraíso se convirtiera en el propio infierno?
Asi se llamaba una casa enorme que había en Ottawa (Canada):” El Séptimo Cielo”.
Era de tipo isabelino y cada piedra cada pequeño detalle había sido puesto en su lugar, no sin grandes esfuerzos económicos por parte de los Greenday, los dueños de la mansión.
Puede decirse que deseaban dar y dejar una prueba de lo mucho que se amaban y lo felices que eran sus vidas.
Estaban el capitán Robert Greenday, un marine retirado, su esposa Elena, ex -profesora de piano, y Lizabeth una muchacha alegría de sus padres y atracción y devoción de los jóvenes de la zona.
” El Séptimo Cielo” se construyó porque deseaban tener un lugar donde sentarse felizmente y esperar a que Lizabeth les diera nietos a los que contar cuentos y malcriar.
Todo fue bastante bien durante la construcción y en su inauguración dieron una fiesta.
A partir de ese momento las cosas comenzaron a empeorar sin  vistas de dar marcha atrás.
Los objetos empezaron a moverse sin que interviniera fuerza humana alguna y sin motivo.
El capitán comenzó a oír voces mientras estaba solo…y cada vez más a menudo.
Hasta que un dia el hermano de Elena decidió dar una sorpresa a su hermana predilecta haciéndole una visita sin aviso previo a su llegada.
Ese dia Robert Greenday decidió tomar el aire y pensar, dando un paseo por el extenso jardín que había en la parte de atrás de la casa.
Al ver la escena de Elena y su hermano, acabó de enloquecer debido a que las voces le hicieron sospechar que su mujer junto  con otro hombre habían armado un complot contra él y trataban quitarle todo cuanto tenía: El dinero que tanto esfuerzo le había costado ahorrar, Lizabeth y el lugar que hasta la fecha había sido su hogar:” El Séptimo Cielo”.
Sin decir nada se dirigió al granero y tomó el hacha que estaba colgada junto a la puerta.
Se acercó sigilosamente hacia la parejita y primero le cortó el cuello al hombre.
Después corrió por toda la propiedad detrás de una Elena que, entre aterrada y confusa, preguntaba sin cesar “¿Qué te sucede, amor? ¿Que ocurre, Robert?” mientras el repetía sin cesar insultos y reproches hacia su esposa.
Al amanecer el cuerpo de Elena Greenday yacía en el suelo de una de las habitaciones de arriba separado de su cabeza y, abajo en el despacho, una copa de coñac encima del escritorio y  el cadáver del capitán sentado frente a la copa de coñac y con un balazo en la sien.
El único testigo de las huellas de esa barbarie fue su hija Lizabeth que al descubrir todo se fue de la casa tras tratar de venderla sin éxito y se dice que ese recuerdo la atormentó toda su vida y hasta el dia de su muerte.
Cada noche después del atardecer y hasta el amanecer el espíritu del capitán Greenday vaga por la casa y repite las mismas escenas que fueron su perdición haciendo de” El Séptimo Cielo” un infierno insoportable donde reina el recuerdo de una feliz vida  que de la noche a la mañana se convirtió en la peor y la mas cruel de todas las maldiciones.
Después de todo puede que hasta los angeles tengan un lado oscuro que nadie desearía ver.

Fayrlantis: Dia 2:La Hija del Mar

Hubo un tiempo en el que los marineros asociaban los cantos de una sirena a la funesta  idea de que, quien los escuchaba, acababa durmiendo en el fondo del mar.
Si embargo en este mundo casi de fantasía, he descubierto que esa idea es sólo un estereotipo que, muy posiblemente, oculta algo más.
Nada más salir del lugar tan tétrico donde se encuentra el “guardia” al que llaman “El Guardián Eterno” me encontré frente a un lugar precioso, con árboles, una pradera realmente amplia y un magnifico mar de un color tan azul  que ciega. Allí, en la playa conocí a unas mujeres realmente increíbles.
Desde el primer instante me recibieron muy bien. Incluso me dejaron probar algo que ellas llaman “Yoripeca”, una bebida especial muy parecida a nuestro vino, sin alcohol y mucho más dulce. Estaba delicioso. Una de ellas a la que decían “Toria”, algo así como una mujer sabia y medio chamana, me contó algo sobre ellas: su historia.

La historia de las hijas de mar, si querida Nadia, esas mujeres tan amables eran lo que en nuestro mundo llamamos “sirenas”.Toria, o la “Toria”, se alzó muy lento, se colocó en el centro del circulo que formábamos todas y habló en tono solemne, serio y con mucho respeto hacia el pasado de aquellas mujeres. Su propio pasado.
“Hace generaciones y generaciones nosotras y nuestras hermanas de raza éramos mujeres mortales cuyo único placer era nadar en el mar.
Teníamos padres, hermanos, esposos, hombres con los que convivíamos.
Llevábamos una vida sencilla, sin molestar a ningún ser vivo.
Hasta el día en que llegó “Guaré”, la tormenta. Nunca supimos de donde vino, ni porqué.

Los más valientes y los más jóvenes de nuestros hombres fueron a pedir ayuda a “BabáNebú”. Fue inutil. Nuestros hombres no recibieron respuesta.
Nosotras preguntamos una y otra vez a la diosa que hicimos para merecer ese castigo.
Tampoco nosotras pudimos obtener respuesta.
“Okarió”, el líder de los hombres de nuestra tribu, desesperado fue a reclamar a “BabáNebú” su silencio. “Okarió” estaba furioso. “BabáNebú”y “Okarió”,  lucharon a muerte.
“Okarió” perdió la batalla.

En castigo por su insolencia y su osadía, “BabáNebú” aniquiló a algunos de nuestros hombres y a los otros los convirtió en”Kamabás”.A nosotras, nos impuso una maldición. A nosotras y a nuestras hijas: Si nuestra piel se mantiene seca conservamos nuestra forma humana pero si toca el agua, nos convertimos en “Gáragas”.

En cuanto a nuestras hijas, debemos separarnos de ellas apenas nacen, debido a su parecido con los bebes mortales, y dejar que las cuide y las críe una familia de mortales sin hijos, hasta que cumplen los trece años de edad.

En ese momento “BabáNebú” las llama para que regresen al hogar donde nacieron.: nuestra comunidad, nuestra tribu, nuestro hogar, sus raíces que son las nuestras.”  Cuando me marchaba algunas fueron a nadar.
Sólo comprendí lo que contó “Toria” sobre su dolor y lo que eran cuando al irme las vi entrar en el agua. Sus piernas se transformaban en preciosas colas de pez con escamas muy plateadas y brillantes. Un espectáculo realmente hermoso. Y adivina...
¡En nuestro mundo, los”Kamabás”  son tritones y las “Gáragas” son hijas de mar o sirenas!

Gema de Sangre:Cap. 2.-15 de Junio de 1600

15 de junio de 1600.-
Esta noche vengo que muerdo. Hoy, en medio de una cacería, un encargo bastante engorroso para ser honesta, me he encontrado con Diego Pelaez y Albar, hijo, y  no estaba solo. Le acompañaba alguien al quien el llamó” mi nietito”. Un tal Nuño, un jovencito imberbe que intenta aprender el oficio de su familia, cosa difícil con el abuelo que tiene.

Argh....Sólo porque se hace llamar “Caza Vampiros” se cree con derecho a decirme por donde puedo alimentarme y a que mortales debo cazar para saciar mi sed. JA. El muy idiota se cree que sólo cazo por necesidad.
¡Si no es más que el nieto de un vendedor de antigüedades europeo al que le cuadriplico la edad como poco, aunque mi aspecto me haga parecer 30 años más joven que él!

Evidentemente es fácil de imaginar a donde lo envié. Claro que, en respuesta, se atrevió a amenazar con matarme. Incluso sacó un crucifijo medio roto, con obvias señales de haber sido reconstruido, y una botellita de agua bendita, bastante sucia si se me permite decirlo. ¿Tan mal les va que no pueden permitirse algo mejor?

Encantador el nene ¿cierto? Claro, es evidente que , como estaba con su nieto, tenia que hacerse el que podía más que la ”Diabólica Sanguijuela Chupadora de Sangre”, que es como el me llama ahora, y que no tenia miedo.

Odio cuando mis posibles victimas se hacen los valientes. Es francamente patético. En serio.
¿Acaso nadie le dijo que , sin fe, sus crucifijos, su agua bendita y las demás herramientas que él usa para trabajar, a mi no me hacen ni cosquillas? Es evidente la respuesta. NO.

Si él supiera que ya van 30 los supuestos “Caza Vampiros” que he liquidado solamente por ser un estorbo en mi camino...
Por supuesto, este mocito, parece desear ser el numero 31.
Milagro será que un día de estos no lo convierta a él en mi presa y le dé gusto, aunque sea sólo para darle una lección de buenos modales. La verdad, ganas no me faltan y él parece  necesitarla con urgencia.
¡Ay! Estos Pelaez y Albar..., con cada generación se vuelven peor, más inútiles e incompetentes.

A  propósito de incompetencia familiar... ¿Que hacen el inútil de Diego Pelaez y Albar, hijo  y su nieto Nuño en tierras de Al Andalus?
Yo estoy aquí porque soy de Garnata, pero el... ¿no era que los Pelaez y Albar prefieren países como Hungría, Alemania, Lituania, Polonia o sitios parecidos?
Definitivamente, nadie los entiende. Ni tan siquiera ellos mismos se entienden.

domingo, 8 de enero de 2012

Fayrlantis: Dia 1:El Guardian Eterno

Desde que el mundo es mundo y desde que el ser humano se encuentra en este planeta, planeta  que él mismo se está encargando de destrozar día a día de un modo tan agresivo, ha nacido gente y también ha fallecido otra gente en todas las partes del mundo.
Todas esas personas, se supone, tenían alma.
En ese caso ¿nadie se  ha preguntado qué o quién cuida de que todas esas almas se queden donde están? ¿Qué o quién se encarga de evitar que esas almas de personas que fallecieron regresen para asustar a los vivos?
Sin duda el mundo de los muertos debe tener un vigilante muy fuerte y poderoso. ¿no crees?
De eso te quiero hablar hoy. De “El Guardián Eterno”.
El primer personaje que me encontré nada mas llegar a Fayrlantis.

Hace muchos siglos vivía en Irlanda un ladrón muy ambicioso y muy cruel.
Ese ladrón se hacía llamar “Leprechaun” (Léase leprecón).
No había castillo, casa, iglesia o monasterio que no se librara de que él le diera un buen repaso de enseres si ese hombre entraba.

Un año un museo de su ciudad(o algo parecido de aquella época) exhibía una joya muy lujosa y por tanto muy cara.
La joya exhibida era “El corazón de Irlanda”, una gema que “se perdió” hace no se cuanto tiempo en el reinado de un rey de nombre impronunciable.
“Leprechaun” no era muy aficionado al conocimiento así que nunca intentó averiguar nada de la joya, nunca lo hacía cuando iba a robar algo, ni a quien pertenecía antes de perderse, ni su historia, nada salvo lo cara que era y el muy buen precio que podía sacar y, obviamente, el dinero que iba a ganar una vez la vendiera en el mercado negro .

No supo jamás que la razón por la cual esa joya “se perdió” fue para evitar que su maldición alcanzara a algún mortal iluso.
“Leprechaun” no lo sabía y eso le llevó a ingeniar el modo para entrar en el museo y llevarse “El corazón de Irlanda” consigo para venderla en otro país.
Y lo hizo, o al menos, lo intentó.
Esperó a la noche y siguió punto por punto su plan.
Cuando llegó hasta el lugar donde estaba  la joya algo muy raro empezó a sucederle.
Apenas tocó la gema, al lado de su cabeza le salió otra y sus pies se multiplicaron por dos.
En su huida de la vigilancia del museo se miró en el cristal de una de las muchas urnas que había en una de las salas.
No  soportó ver su rostro reflejado en ese bendito cristal.
De pronto pensó que nadie volvería la cara para verlo nunca más sino es para reírse de él o gritar de puro miedo.

Cuando, al ver esta imagen de si mismo se mató, la justicia divina dictaminó que para pagar su delito debería cuidar de la puerta del mundo de los muertos.
Irónico, ¿cierto? Ya que era un ladrón tendría que hacer lo contrario de lo que hacía durante su vida en la tierra. Lo condenaron a hacerlo por toda la eternidad.
Y ahí sigue haciendo como “El Guardián Eterno” lo que como “Leprechaun”  no hubiera hecho jamás: Guardar algo valioso y cuidar que nadie se lo lleve.

La Herencia Maldita

En Madrid vivió y falleció un hombre al que todos conocían como D. José Luis, D. Pepe para los amigos, y que a lo largo de su vida se dedicó a dilapidar la fortuna de su familia.

Fue mal padre, mal marido y un hombre al que es mejor perder que encontrar. En su sepelio su viuda dijo:
“Mi esposo no fue un mal hombre. Tampoco puedo decir que fue bueno. La educación de nuestros hijos nunca le interesó. Mucho menos su salud. Cuando quisieron buscar trabajo él les dijo:” Pase lo que pase, siempre podéis emigrar”.  Para ser honesta, también se lo dijo cuando, junto a sus parejas e hijos, quisieron buscar casa, o como mínimo, un lugar donde vivir de forma digna. Así que sólo puedo decir que mi esposo…fue. Todavía, después de tantos años de convivencia no puedo evitar preguntarme:” ¿Porqué acabé casada con él?”. La respuesta es:” No lo sé”.”

Tras el sepelio de D. José Luis su viuda e hijos trataron de rehacer su vida, pero incluso después de su muerte, el difunto continuó haciendo lo qe mejor se le daba:” Dañar a quienes lo conocieron”.
Cosas extrañas comenzaron a suceder tras el entierro de D. José Luis.

Su viuda, tras descubrir la gran cantidad de acreedores que tenía su esposo, trató de vender la casa, pero tuvo que abandonarla después de ser testigo de cosas inexplicables y que jamás hubiese creído posibles de no ser porque ella las vio con sus propios ojos. Cosas como facturas que eran devueltas debido a su impago, a pesar de que ya estaban pagadas, muebles que aparecían y desaparecían a placer…

Sus hijos, finalmente comprendieron que la herencia que les dejó su padre estaba maldita y, como si hubiera sido un vaticinio de este, pasó lo que tuvo que pasar y emigraron.

Primer Recital del Ciclo Poemas Contrafrio

El día 7 de Enero de este año 2012, se inauguró en Granada, en el Café “Trntytantos “(Taytantos para algunos) a las 8:00 de la tarde el ciclo de recitales denominado “Poemas Contrafrío”.

Este ciclo, propiciado por A.C.A.F.(Asociación Cultural Arte Fénix),fue amenizado en su evento de inauguración por el dúo “La Zarzamora” y contó con la participación de los autores: Salome Ortega Martínez, Fernando Sabido Sánchez, Ivonne Sánchez Barea, Remedios Álvarez, Magda Ri, Emilio Ballesteros Almazán, Joaquina Cañadas (Joaki) y la impulsora y creadora de A.C.A.F. Mara Romero Torres.

La pintora Encarni Urbano Alonso expuso una parte de su obra. Los asistentes pudieron degustar  al final del evento un buffett proporcionado por el Restaurante “Flor y Nata” pensado para el disfrute de todos los participantes independientemente de su dieta , su salud o su estilo de vida. 
El recital duró unas 2 horas pero la fiesta posterior se prolongó hasta altas horas de la madrugada.


Al finalizar el evento los participantes recibieron las "Pastillas contra el Dolor Ajeno" junto con un prospecto informativo de la ONG "Médicos Sin Fronteras", organización impulsora de este solidario proyecto destinado a concienciar acerca de los problemas de salud padecidos por aquellos menos favorecidos.