Gema De Sangre: Cap. 8.- 22 de Diciembre De 1900


22 de diciembre de 1900.-

Me encuentro en la biblioteca personal de mi familia. Estoy buscando en los Anales Familiares el origen del rubí que es parte del collar robado.

La historia en sí es muy interesante. De acuerdo a los Anales, el cetro perdido era un símbolo de poder en toda la extensión de la palabra. El que tenia en su poder el cetro era el líder de la tribu. Eso lo sabe toda la familia, No tiene nada de especial.

Lo interesante viene ahora. La tribu de la que procede mi familia paterna estaba en guerra con una tribu vecina. Un asunto de política territorial, o algo similar. El asunto es que hace mucho tiempo un chaman tribal logró encontrar la manera de que el cetro también tuviera ciertos poderes místicos.

Con su magia hizo que el cetro cumpliera cualquier deseo de su dueño. El hijo de quien era el líder en esa época se enamoró de quien no debía y convenció a su padre para que lo dejase contraer matrimonio con esa mujer. La historia cuenta que el padre, por consejo del druida, se negó a dar su consentimiento. El motivo de esa negativa era que la joven sería la perdición, no sólo del joven, sino también de la tribu.

Evidentemente el chico no se tomó muy bien esa negativa y se fugó con su amante. Hubo una gran pelea, quizás la peor de todas, en la que el chamán de la tribu rival lanzó una maldición sobre el cetro. Tiempo después de esa gran pelea el cetro se perdió. Sólo quedaron, como recuerdo de todo eso y como prueba de la existencia de ese cetro, algunas de las gemas que lo decoraban. Entre esas gemas se encontraba la que adorna la joya robada.

El collar en sí mismo vale una pequeña fortuna pero si la historia que figura en los Anales es cierta, quien robó “Gema de Sangre” no sabe a lo que se exponen él y quien se la compre, en caso de que decida venderla.

La historia que figura en los Anales me da a entender que el ladrón del collar es o muy ambicioso, o muy tonto. Me explico:

Los Anales de los Lilithien hablan de magia, historias de amores imposibles, romance,...pero también de poder, guerra, muerte, … y de una maldición que, según los “ancianos” (algunos no llegan a los cuarenta) de mi familia tiene consecuencias nefastas.

Es por eso que no se opusieron cuando mi padre les pidió el rubí para mandar hacer con el un collar para regalárselo a su esposa, mi madre. Porque vieron, en esa petición, un gesto romántico desprovisto de maldad. Un regalo de un hombre enamorado a su legítima esposa.
Quizás ese es el quit de la cuestión: La maldición afecta a quienes usan esas piedras preciosas, no importa si juntas o por separado, en beneficio propio.

Es muy posible que el ladrón no sepa la historia del cetro perdido. Así que cabe pensar que quien robó “Gema de Sangre” lo hizo por dinero.

Pero...¿Quien puede estar tan desesperado como para robar el collar de mi madre? Y ¿Porqué lo hizo realmente?.¿Alguno de los trabajadores de mi familia?, ¿Alguien cercano?, ¿Un desconocido?.

Debo hablar con los trabajadores de la casa de mis padres.

Entradas populares