Gema De Sangre: Cap.5.-20 de Junio de 1600

20 de junio de 1600.-
Mis padres han entendido bien mi propósito de abandonar Garnata y las razones que tengo para dejar el lugar donde he vivido tanto tiempo. No es que me queje, pero entre mi trabajo y las obras...

Justo ayer recibí un encargo bastante curioso. Esta será la primera vez que deba seguir, más bien perseguir, a alguien. Aun no me ha quedado claro si soy la asesina o “la niñera” de mi objetivo, una anciana inglesa a la que llaman “La Reina Virgen”. Casi siento piedad de ella.

Ahora que mis progenitores me han venidon a visitar les he hablado del tema y me dieron su opinión y  me aconsejaron que es mejor hacer. Hablando de mis progenitores...

Mi madre es de aquí, de Al Andalus, y mi padre es ingles. Se conocieron durante un viaje. El venia a Al Andalus para esconderse de su familia (huyendo de un matrimonio no deseado según ellos cuentan). Ella iba de caza, se encontraron.... luego todo pasó muy rápido para ellos (o eso nos dicen cuando nos cuentan la historia de como se conocieron).

Un instante mi madre lo miraba tratando de averiguar que es lo que mi padre tenia de especial, y al instante siguiente ambos estaban peleando con unos bandoleros para evitar que les robaran hasta la ropa.¡Jejejeje! .Si señora. Un encuentro de lo más romántico.
Cuando hablan de ello mis padres se miran con cara de cordero travieso y ojos melosos.

El amor hace extraños compañeros de viaje ¿cierto? El caso es que mis padres han entendido bien mis motivos para partir y dejar esta ciudad. Creo que la razón que mejor han comprendido es la de las obras que los humanos han empezado cerca de mi casa.

En cuanto las han visto mi padre se ha llevado las manos a la cabeza y mi madre ha dicho algo como ”¿¿Y tu toleras esto??,¿¿Como es posible que puedas vivir así??”.Mis padres pueden ser muchas cosas, pero si hay algo que los distingue es que son muy razonables.

En lo referente a la anciana inglesa, según ellos, lo mejor es que la siga de cerca. La razón es que debido a su edad, debe rondar los sesenta y muchos la buena mujer, poco más puedo hacer sin despertar las sospechas de los muchos humanos que la rodean diariamente..

Antes de irse me han dado su bendición y me han deseado suerte tanto en mi misión, como en mi periplo por el mundo.
A pesar de eso mi madre, sin perder una oportunidad, ha seguido insistiendo en lo de que debería encontrar un compañero y ha sugerido un par de nombres que según ella son “partido perfecto” para mi y que, por obvias razones, no lo son para mi.

Entradas populares